Crónica de la participación del Mercado Social en las jornadas #HazCambio promovidas por Greenpeace

A continuación tenéis la crónica en primera persona de una de las personas que dinamizaron este taller. ¡Enhorabuena a todo el equipo dinamizador!

El pasado Noviembre, durante el fin de semana del 23-25, Greenpeace desarrollaba unas jornadas internacionales de consumo alternativo en 42 países, donde se ofrecían distintos talleres, intercambios, conciertos y proyecciones. Y todo coincidiendo con el Black Friday, o día de consumo sin fin, donde las mayores empresas del sistema imperante tratan de alentar a los ciudadanos a comprar, sin detenerse a pensar en las consecuencias que dicho consumo puede tener en la manera en que vivimos y formamos parte de esta sociedad.

Es por ello que, como no podía ser de otra manera, el Mercado Social de Madrid (MES) fue invitado por Greenpeace para dar una visión de distintas iniciativas que se estaban tomando en nuestra Comunidad, para tratar de hacer ver a la población que otra manera de consumir es posible, respetando más la ciudad en la que vivimos, los derechos laborales de los trabajadores, el respeto por el medio ambiente, el cuidado de la gente y la creación de comunidad. Además entre los distintos talleres había también distintas entidades del MES, como Altrapo Lab que había organizado un mercado de trueque de ropa, Germinando que realizó talleres de creación de huertos en casa, etc.

El taller lo dinamizaron Roberto Valdivieso, Zaloa Basaldua y el que escribe esta crónica. El taller consistió en un análisis de las distintas practicas de consumo cotidiano y del hogar que teníamos los allí presentes, en lo relativo a nuestras principales compras, como pueden ser con quien tenemos contratada nuestra energía, el móvil, dónde compramos los alimentos, la ropa, con quien tenemos nuestros principales seguros, con que entidades bancarias operamos, etc.

Podemos asegurar, sin ánimo a equivocarnos, que fue un coloquio de lo más interactivo y en el que los distintos participantes pudieron descubrir que han ido surgiendo distintas iniciativas pertenecientes a la Economía Social y Solidaria que posibilitan realizar un consumo más consciente y que puede repercutir de manera más positiva en el entorno en el que vivimos, tanto a nivel humano como del cuidado del medio ambiente. Así, los distintos participantes descubrieron que se podía contratar la electricidad en Som Energía o La Corriente, tener los seguros con Seryes, las cuentas bancarias en Fiare, Coop57, los ahorros en Oikocredit, el móvil con Som Conexión, adquirir moda en Altrapo Lab o The Circular Proyect, los alimentos en 2decológico (y en fase de creación del primer supermercado cooperativo de Madrid), informarse a través de El Salto, etc, así como mostrarles la amplitud de entidades pertenecientes al catálogo del MES en todos los ámbitos. También se informó a los allí presentes de los beneficios de hacerse socios consumidores del MES, no sólo por los distintos descuentos a los que se puede acceder, sino también para ofrecerles una herramienta para realizar ese cambio todos y cada uno de nosotros.

Es cierto que a veces puede parecer más sencillo seguir haciendo lo de siempre, pero es mucho más cierto aún que estos pequeños cambios en nuestra manera de consumir son los que pueden conseguir que tengamos un mundo mejor. Es por ello que el Mercado Social de Madrid ha venido para ayudar a realizar ese cambio. Ya tenemos las herramientas, ahora sólo depende de nosotros.

“Solo los peces muertos siguen la corriente”

Dani el Rojo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.